¿Qué es la alergia?


Es una reacción inmunológica específica del organismo hacia una sustancia normalmente inofensiva.
Hay diferentes alergias y varios factores que las provocan: polen, partículas de polvo, esporas de las flores o de los hongos, determinados alimentos, goma de látex, veneno de los insectos, medicamentos, …

Cómo se detecta una alergia?

El método más común para hacerlo son los tests cutáneos, que miden la respuesta de la persona a la sustancia a la que parece que puede ser alérgica.

Se puede curar una alergia?

Las alergias no tienen cura, pero con un tratamiento adecuado se pueden controlar los síntomas.

La rinitis alérgica

Es una de las más comunes y afecta a la mucosa nasal. síntomas:

  • estornudos,
  • secreción nasal acuosa,
  • congestión nasal,
  • picor en los ojos y lagrimeo,
  • picor en la nariz y en la garganta.

Tipo:

  • Rinitis estacional, principalmente en primavera.
  • Rinitis crónica, se presenta durante todo el año

Recomendaciones

  • Evitar las sustancias que provocan la alergia.
  • Evitar estar demasiado tiempo al aire libre en las épocas de polinización, sobre todo en las horas de la puesta de sol, que es cuando hay más polen en suspensión.
  • Evitar la presencia de animales en las casas. Si no es posible, procurar que estén muy limpios, y no permitirles nunca el acceso a los dormitorios.
  • Utilizar fundas impermeables para colchones, edredones y cojines.
  • Pasar la aspiradora a menudo por las zonas susceptibles de acumular más polvo.
  • Evitar alfombras, almohadas de plumas y mantas de lana.
  • Los niños no deben dormir con muñecos de peluche.

Tratamiento

La farmacia dispone actualmente de muchos principios activos para combatir las alergias. Los tratamientos más corrientes son:

  • Baños salinos, descongestivos, antihistamínicos, anticolinérgicos y corticoides.
  • La inmunoterapia (vacunación específica contra cada tipo de alérgeno) no cura la enfermedad, pero reduce el número de síntomas, y hace más fácil su control.
Descargar en PDF