El herpes labial


¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial es una infección vírica que pasa por diferentes fases:

  • 1ª fase: picor, escozor u hormigueo en la piel de los labios o cerca de la boca, seguida de un enrojecimiento.
  • 2ª fase: aparición de unas vesículas pequeñas y llenas de líquido claro.
  • 3ª fase: las vesículas se secan y aparece una costra amarillenta que, en última instancia cae.

¿Cuál es la causa?

El causante es un virus que se transmite por contacto directo de persona a persona o a través de objetos contaminados como los que se usan para comer o beber.

Cómo y cuando desaparece y se reactiva?

En general, desaparece de forma espontánea después de una o dos semanas, pero se puede reproducir varias veces a lo largo de la vida de forma más o menos crónica.

Hay personas con una predisposición especial a presentarlo, y determinadas circunstancias pueden reactivar con más facilidad el virus (el herpes labial es provocado por un virus que se encuentra en estado latente en el propio organismo).

Los motivos más frecuentes de reactivación del virus son:

  • Las situaciones de estrés.
  • La fiebre causada por una enfermedad infecciosa.
  • La menstruación.
  • La exposición prolongada al sol, no sólo en verano, sino también durante el invierno.

Consejos para aliviarlo

Se pueden adoptar algunas medidas para minimizar los brotes y la duración de la erupción:

  • Evitar las situaciones de estrés.
  • Hay que lavarse a menudo las manos durante la infección (no es frecuente el autocontagio a otras zonas, pero hay que extremar precauciones para evitarlo).
  • Los esquiadores necesario que apliquen una pantalla solar en los labios y alrededores.
  • Las molestias tienden a disminuir con aplicaciones locales de antisépticos y astringentes o pomadas antivíricas, sobre todo si se inician antes de que se formen las vesículas.
Share :
Más consejos de salud